¿Eres de esas personas que aunque cuentas con ingresos, lucha los finales del mes por falta de liquidez? Es muy probable que te encuentres en ese gran porcentaje de la población que hace compras impulsivas para satisfacerse en ese momento. ¿Y por qué no? Seguramente piensas. ¿Acaso no trabajo incansablemente de sol a sol? Si has hecho un análisis financiero personal y te has dado cuenta de que tus gastos superan tus ingresos, eso podría llevarte a un punto de quiebre en el que termines demasiado endeudado y sin la capacidad de asumir tus obligaciones. Muchas veces, hasta de pronto te queda un pequeño ahorro en la cuenta, pero no demoras en gastarlo en objetos innecesarios o caprichos de momento ligados al entretenimiento u ocio.

Mejora tus finanzas haciendo compras más inteligentes

Se hace entonces muy evidente que lo que necesitas es una mejor administración de tus recursos para verdaderamente progresar. Solemos pensar que aquellas personas que tienen mucho dinero o que son considerada “ricas” por la sociedad suelen gastar sin pensarlo, pero lo cierto es que estamos equivocados. Aquellas personas que han alcanzado un punto de estabilidad económica en su vida, por lo contrario, suelen ser muy precavidos con sus gastos y han desarrollado una inteligencia financiera que les ha brindado un bienestar en el largo plazo. Es por eso que en este artículo mencionaremos algunas diferencias entre ese grupo de personas que ha logrado un bienestar financiero y aquellos que a fin de mes tienen solo ceros en la cuenta.

Una gran diferencia entre un grupo y el otro es que aquellos que han alcanzado un bienestar económico saben que deben hacer que el dinero trabaje para ellos y no a lo contrario. Pero, ¿qué quiere decir hacer que el dinero trabaje para uno? Significa invertir, de manera que ese dinero no sea un gasto, si no una inversión. Hay muchas maneras de invertir, puede ser por ejemplo en educación, en una idea de negocios o una mejora para su negocio, entre muchas otras posibilidades. Aquellas personas en el grupo de los que no llegan a fin de mes suelen gastar todo su salario incluso antes de que este les ha llegado. Te acuerdas de esa vez que tenías que comprar esos tenis porque la oferta vencía en solo unos días, por lo cual terminaste pidiéndole dinero prestado a tu primo. Es precisamente ese tipo de acciones la que no permite que progreses en tus finanzas personales y por lo cual el sueldo nunca te alcanza.

Alguien en el grupo de los financieramente estables no hace ese tipo de compras por lo general. Por otra parte, estas personas además de invertir su dinero, también ahorran un porcentaje de sus ingresos como regla inamovible. El porcentaje que ahorres depende tu nivel de ingresos y tu situación específica, pero es recomendable ahorrar entre un 25% a mínimo un 10% de tus ingresos. De esa manera podrás tener ese dinero para cualquier imprevisto, mejorando de forma sustancial tu estabilidad financiera. Ser financieramente inteligente se resume en no gastar más de lo que ganas. Esto quiere decir no hacer compras por encima de tus posibilidades económicas, ni mucho menos para aparentar lo que no eres. ¿Alguna vez te has preguntado por qué Steve Jobs siempre se ponía ese mismo atuendo? ¡Exactamente! Además de que le ahorraba tiempo en las mañanas en cuanto a toma de decisiones, también le ahorraba dinero. Es un reflejo también de lo poco que le importaba lo que otros pensaran sobre cómo vestía. Su energía y su tiempo lo invertía en el desarrollo de sus ideas y todos sabemos los frutos que esto le dio.

Tenemos, por lo tanto, algunos consejos sobre qué tipos de compras evitar si deseas tener una mejor salud financiera:

  1. El Smartphone de última generación. Es cierto que estamos en medio de una era digital en la cual estar informados y conectados puede incluso convertirse en una fuente de ingresos. No obstante, no es necesario que te compres el último modelo, sobre todo si no está dentro de tus capacidades económicas. Si solicitas un préstamo por ese motivo, además, terminas pagando más del precio final. Por lo tanto, solo si trabajas como influencer o absolutamente necesitas el último Smartphone porque te podría traer más ingresos, entonces cómprate el último Smartphone, de lo contrario, puedes conformarte con una versión que funcione bien.

  2. Un automóvil. Esta suele ser la primera opción para aquellos que están empezado a consolidar su negocio o su vida profesional. No obstante, te recomendamos pensar bien esta compra antes de hacerla. Indudablemente, un automóvil trae muchas ventajas, como ahorrarte tiempo. Sin embargo, también puede convertirse en una fuente de gastos adicionales y los automóviles suelen devaluarse al intante que salen del concesionario. Al igual que con el Smartphone, si estás pensando en comprar un carro te recomendamos comprar uno que esté dentro de tus posibilidades. No te endeudes demasiado ni te gastes todos tus ahorros en un vehículo. Es mejor que guardes parte de esos ahorros para hacer crecer tu negocio o para un día lluvioso.

  3. Ropa o accesorios costosos. Hoy en día es importante tener una buena imagen. Esto te puede ayudar a hacer más negocios o a que otros tengan una buena impresión sobre ti. Sin embargo, no debes excederte. Aplaza la compra de esa cartera Louis Vuitton o de esos zapatos Prada para cuando estos no signifiquen un vacío en tu cuenta bancaria. No vale la pena endeudarse tampoco por este tipo de objetos si van a significar un dolor de cabeza a la hora de pagar las cuotas.

En prestamosfrescos ofrecemos distintos tipos de préstamos para ti y por supuesto queremos que nos solicites uno. Pero también somos una empresa responsable y queremos que, si solicitas un préstamo, esto no signifique el fin de tu vida crediticia. Esas personas que han alcanzado el punto económico en que quieres estar nunca van al centro comercial a satisfacer sus caprichos impulsivos. Al contrario, piensan muy bien en lo que invierten o usan su dinero y evitan al máximo aquello que se traduzca en un gasto recurrente. Así que antes de complacer esos impulsos que la mercadotecnia sabe explotar muy bien, piensa antes si de verdad lo necesitas y si en realidad lo puedes pagar. Por otro lado, prioriza aquellas compras que pueden convertirse en fuentes de ingresos en el largo plazo.

Hodnocení kategorie 4.5
Mejora tus finanzas haciendo compras más inteligentes Avaluación de los visitantes 4.2/5 de 20 votos.
Roger Molins Roger Molins(LinkedIn)
Soy escritor y consultor freelance para empresas y particulares, con un énfasis particular en el ámbito del fintech, la tecnología, los startups y el marketing online. Mas informacion...


Préstamos fiables

100000000
Monto del préstamo $500 000 - $100 000 000
Interés 0 %
Madurez 3 - 96 meses
100000000
Monto del préstamo $100 000 - $100 000 000
Interés 8 %
Madurez 1 - 60 meses
600000
Monto del préstamo $100 000 - $600 000
Interés 25 %
Madurez 30 días
3000000
Monto del préstamo $100 000 - $3 000 000
Interés 12 %
Madurez 1 - 12 meses
900000
Monto del préstamo $105 000 - $900 000
Interés 29 %
Madurez 5 - 30 días
900000
Monto del préstamo $150 000 - $900 000
Interés 37.8 %
Madurez 30 días

Discusión